Categories
Artículos

¿Qué pasa si sufres el robo de tu auto y todavía lo estás pagando?

Si fuiste víctima del robo de tu auto contar con un seguro automotriz es fundamental para no continuar pagando las cuotas de un auto que ya no tienes.

En el último tiempo ha aumentado la percepción de temor al robo de tu auto o vehículo debido a métodos como portonazos y encerronas.

Incluso esto he llevado a un aumento en los precios del Seguro Automotriz. Y si bien siempre es una situación lamentable sufrir el robo de tu auto, la duda es ¿Qué pasa si sufres el robo de tu auto y todavía lo estás pagando?

La importancia de contar con un Seguro Automotriz

El robo de tu vehículo es uno de los motivos para declararlo “pérdida total”, siempre y cuando haya pasado un plazo de 30 días corridos y no se haya encontrado.

Es por eso que debes saber que si cuentas con un seguro automotriz. Si tu vehículo es robado sin haber terminado de pagarlo, será la aseguradora la que terminará de pagar la deuda.

Por el contrario, de no contar con un seguro de autos, deberás continuar pagando las cuotas de un vehículo que ya no tienes.

Si sufriste el robo de tu auto, ¿hay indemnización?

Cabe recordar que cuando se solicita la compra de un vehículo a crédito, el vehículo no te pertenece hasta que la deuda se pague en su totalidad. Mientras tanto, el beneficiario preferente será la entidad bancaria que otorgó el crédito y, por ende, la primera en recibir el pago correspondiente a la cobertura del seguro automotriz.

En este sentido, según cuánto sea la deuda por saldar, existe la posibilidad de que tras realizar ese pago sobre dinero correspondiente a la cobertura, el que te sería entregado directamente. En el caso de que hayas estado pronto a completar las cuotas del vehículo el pago hacia el banco será menor y tú recibirás la mayor parte de la indemnización.

¿Cuál es el monto de la indemnización?

Para determinar el monto de la indemnización será clave revisar si la cobertura correspondiente a pérdida total será el equivalente al valor comercial o al valor tradicional.

El valor comercial será el precio real del vehículo al momento de la pérdida, incluyendo las devaluaciones correspondientes y tomando como referencia los precios del mercado para el modelo y el año del vehículo en cuestión.

Mientras que el valor tradicional se determinará al momento de firmar la póliza y corresponde al precio del vehículo en ese momento. Lógicamente este tipo de seguros es más costoso y las aseguradoras lo ofrecen solo por los primeros 2 o 3 años de uso.

De todas maneras, la recomendación es siempre contar con un seguro de autos que te permita cubrir los gastos, o parte de ellos, en casos de robo de tu auto, accidentes con pérdida total, daños menores a la carrocería o daños a terceros.

Si estás interesado en contar con esta protección, te puede interesar saber más sobre las pólizas de seguro y la importancia del deducible en un contrato de seguro automotriz.

Leave a Reply

Your email address will not be published.