Categories
Artículos

¿Qué ocurre cuando otra persona conduce mi vehículo y tiene un accidente?

Prestar el auto no siempre es una buena idea. Descubre acá las consecuencias que pueden existir si tu auto transita por las calles, pero no eres tú quien lo conduce.

Prestar tu vehículo a una persona de confianza es algo común. Sin embargo, es importante saber qué ocurre cuando otra persona conduce mi vehículo y tiene un accidente.

La ley del tránsito en Chile estipula que los propietarios de un auto son responsables de todo lo que ocurra con él, excepto si se trata de un auto robado.

Las leyes disponen diversas sanciones para aquellos casos en que un conductor comete una infracción o se ve envuelto en un accidente al manejar un auto que no es suyo. Problemas con el seguro, multas y hasta suspensión o pérdida de la licencia son algunos de los escenarios que podrías enfrentar si otra persona conduce mi vehículo y tiene un accidente.

¿Pueden multarme si otra persona conduce mi vehículo?

Si la persona que conduce tu auto no tiene licencia, ambos podrían recibir un parte debido a que la ley prohíbe conducir un vehículo sin poseer una licencia oficial para tal efecto, o facilitar tu vehículo a alguien que no tenga licencia.

Esta acción es considerada como una falta grave y acarrea una multa en dinero que va entre 1 y 1,5 UTM o, si sumas varias faltas, la suspensión de la licencia de conducir. En este caso, la sanción es tanto para quien conduce sin licencia como para quien presta el auto y acompaña al conductor.

Ahora bien, si la persona que conduce tu auto comete una infracción de tránsito, la multa correspondiente llegará a nombre del dueño del vehículo, es decir, tú. La persona que conducía al momento de la infracción no tiene ninguna responsabilidad legal de pagar el parte, pero si es un conocido o familiar, es esperable que se ofrezca a hacerlo.

¿Qué pasa si presto mi auto y se ve envuelto en un accidente?

Como mencionamos anteriormente, la ley chilena establece que los propietarios de un auto son responsables de todo lo que ocurra con él.

Si le prestas tu auto a un amigo o familiar y éste choca a otro vehículo, el responsable de pagar los daños es el dueño del auto culpable. Además, es importante señalar que la mayoría de los seguros no cubren siniestros si es que el conductor autorizado no cumplía con los requisitos legales para manejar, como no tener licencia o tenerla vencida, por ejemplo.

Sin embargo, si el accidente dejó personas heridas o fallecidas, la responsabilidad penal será sólo de quien conducía el vehículo al momento del siniestro.

¿Y si me roban el auto y el delincuente choca?

Si sufres el robo de tu vehículo o alguien lo usa sin tu permiso, no serás multado en casos de infracciones de tránsito ni tendrás responsabilidad civil en caso de que el auto se involucre en un accidente.

Para que esta excepción se pueda aplicar a tu caso, debes denunciar el robo de tu vehículo ante Carabineros, entregando la mayor cantidad de información posible.

Ser dueño de un vehículo es una gran responsabilidad y los propietarios deben mantener siempre el uso correcto y legal de su automóvil al conducirlo e incluso cuando no son ellos quienes van tras el volante.

Si quieres evitar multas, riesgos y el pago de una buena cantidad de dinero por las acciones de otros, piénsalo dos veces antes de prestar tu auto.

También te recomendamos revisar 10 malos hábitos de conductores que pueden terminar en accidentes o también que se debe hacer en caso de un accidente en carretera.

Leave a Reply

Your email address will not be published.