Categories
Artículos

7 Consejos para preparar y ordenar una maleta para viaje

Es importante tener un método para preparar tu maleta de manera que vaya todo lo imprescindible, pero no llevemos artículos solo ocuparán espacio.

Poder irse de viaje es un gran momento para cualquiera. Sin embargo, el entusiasmo nos impulsa a querer llevarlo todo dentro de una maleta que será imposible de cerrar.

Por eso es importante tener un método para preparar y ordenar una maleta para viaje. De manera que vaya todo lo imprescindible, pero al mismo tiempo no llevemos artículos de más que solo ocuparán espacio.

A continuación, te compartimos 7 consejos para preparar y ordenar una maleta para viaje, sin fallar en el intento. 

Elige el tamaño adecuado

Lo primero es elegir el tamaño adecuado de la maleta según el viaje que vas a realizar. Los días que estés de viaje y el clima de tu destino son dos factores importantes para definir cuál es la más adecuada para llevar todo lo necesario, pero sin que sea un equipaje excesivo difícil de acarrear.

Además, conocer los requisitos y medidas de cada maleta te va a ayudar a no tener inconvenientes en el aeropuerto ni pagar un sobrecargo que no estaba en los planes, y así disfrutar tu viaje desde el primer momento.

Crea un checklist

Estar a miles de kilómetros de distancia y haber olvidado algo importante te deja prácticamente sin alternativas. Para evitarlo, las listas de viaje son una buena idea de asegurarte que todo lo que quieres que viaje contigo esté en la maleta.

Con varios días de anticipación puedes armar una lista en papel o en tu teléfono celular con los indispensables para el viaje. Podrás ir complementando este checklist a medida que te vayas dando cuenta de lo que puedas necesitar.

La idea es que taches vayas tachando la lista solo cuando lo anotado ya esté guardado, de manera que te asegures que no se te va a quedar.

Ten siempre los documentos a mano

Algunos documentos pueden ser requeridos en cualquier momento, por lo que es recomendable reservar un lugar específico para ellos.

Debe ser un compartimento de rápido acceso, pero a la vez muy seguro, ya que extraviarlos puede significar muchas complicaciones. Carnet de identidad, pasaporte, reservas y papeles recibidos en el aeropuerto son algunos de los documentos más esenciales.

A enrollar la ropa

La mayoría del espacio disponible dentro de una maleta está destinado para guardar ropa. En este sentido, un hack que se ha hecho muy popular es el de enrollar la ropa antes de guardarla, ¡y funciona!

Efectivamente este método ayuda mucho a ahorrar espacio: poleras, jeans, chalecos y hasta la ropa interior puede reducirse más de lo que parece. Te compartimos un video para que aprendas a enrollar diferentes tipos de prendas y así puedas preparar y ordenar una maleta de la mejor manera antes de tu próximo viaje.

Mantén protegido los aparatos electrónicos

Es sabido que a veces las maletas no reciben el trato que nosotros esperamos en las bodegas aeroportuarias. Es por eso que si llevas artículos como notebooks, cámaras fotográficas u otro objetivo tan valioso como delicado guárdalo con especial atención.

Lo mejor es que vayan dentro de fundas acolchadas o en sus respectivos bolsos propios. Sin embargo, una última alternativa es ponerlos en el centro de la maleta rodeada de tu ropa por ambos lados, así se amortiguarán los posibles golpes que pueda recibir en el trayecto.

Lo más voluminoso se lleva puesto

Siempre hay una prenda que destaca por su tamaño respecto a las demás. La recomendación es llevarla junta al equipaje de mano, o si el clima lo permite puedes llevarla puesta para dejar ese espacio libre en la maleta.

Mismo caso si llevas más de un par de zapatos o zapatillas, aunque no sea la ocasión vale la pena usar los que mayor volumen ocupan. Además, fíjate cómo estará el clima en tu lugar de destino al momento en que llegues, quizás necesites tener un abrigo extra a disposición.

Un último filtro

“¿Realmente voy a usar eso?”, “¿tendré oportunidad de ponerme esa ropa?”, antes de cerrar la maleta realiza un último filtro para dejar fuera lo que en un principio te pareció buena idea llevar.

Es normal que en la preparación del viaje quieras llevar todo lo posible, pero la experiencia indica que muchas de ellas terminan siendo un estorbo, quitan espacio valioso y vuelven intactas.

Una buena idea es cuestionarse si vale la pena lo que se está llevando, a veces es preferible dejar un espacio para traer recuerdos o compras propias del viaje.

Por último te puede ser útil tener claro qué artículos se pueden llevar en el equipaje de cabina de un avión.

Leave a Reply

Your email address will not be published.